Sónar versus Primavera Sound

Escrito por
Victoria Ash

Sabemos que si fuera por ti enganchabas un festi con otro hasta la próxima temporada, pero como el bolsillo no siempre lo permite, te vamos a contar las mejores y las peores cosas del Sónar y del Primavera Sound por si tienes que elegir porque… ¡ambos son en Barcelona en junio!

Por un lado, el Sónar celebra su 25º aniversario, lo cual ya suena prometedor, cargado de conciertos tanto en Sónar de Día como en Sónar de noche. Eso sí, aunque la mayor parte es música electrónica (Diplo, Richie Hawtin o Laurent Garnier son buenos ejemplos de ello), también se abre a otros estilos metiendo a cabezas de cartel como Gorillaz. Es un festival de música avanzada que, además mezcla creatividad mediante creación digital: todo un espectáculo en cada concierto. Este año experimenta hacia lo underground e incluye, por ejemplo, el flamenco trap de Rosalía sin olvidar música tecno house experimental como la de Black Coffee. Su cartel está salpicado de nombre de mujeres de primera fila como Charlotte de Witte o Cora Novoa (live junto a Clip). Pero no solo se trata de música en directo, cuenta, además, con Sonar + D, un congreso de creatividad y tecnología; con una gran propuesta culinaria de diferentes países, con productos ecológicos o alternativas para personas intolerantes. También ofrecen menús creados por chefs con estrella Michelin en exclusiva para la zona VIP.

Por su parte, el Primavera Sound no establece tanta diferencias con la zona VIP y ofrece Primmavera, su programa culinario de élite para cualquiera que desee reservarlo. Tiene mayor variedad de estilos que el Sónar, entre los que este año destaca la música dance, flow y negra. Nombres como C.Tangana, que vuelve a repetir, Artic Monkeys o Björk sobresalen en un festival que proporciona, además, programación paralela por toda la ciudad y una especial dedicada a la música electrónica, Primavera Bits. Cuenta también con Primavera Pro, un encuentro global para la industria musical actual. Otros puntos positivos es que dan la posibilidad de pagar el abono a plazos o que los menores de 16 y 17 pueden acudir solos; los de 15, acompañados; y los de hasta 14 años inclusive podrán entrar de forma gratuita acompañados por sus padres o un tutor. Sin embargo, uno de sus inconvenientes son los grandes espacios que distan de un escenario a otro.

Ahora que ya lo sabes todo, ¿a cuál te vas?

Suscríbete ✉️🙋🏾

¿Quieres que te avisemos cuando publiquemos? Solo publicamos una vez por semana pero contenido de calidad. No Spam.

¡Gracias por suscribirte! 🖤
¡Ups! Parece que algo no funciona, vuelve a intentarlo.