Alternativas de movilidad al transporte tradicional

Escrito por
Victoria Ash

Sábado por la noche, has quedado con tus colegas y tiene pinta de que va a ser el fiestón del año. Entre otras cosas, porque todo apunta a que tu crush va a la fiesta. ¿Que cómo lo sabes? Porque le has stalkeado infinito y has visto en sus redes un comentario que le delata… ¡Ésta es tu noche! Bajas las escaleras de la parada de tu barrio a esperar el metro que llega en… Ups, no hay ninguno, ni salen los minutos. Bueno, no pasa nada. Será por formas de moverse... Pillaré un taxi… ¡Oh, Dios! ¡Tampoco hay!


Puede que haya empezado a llover y se haya sumado a pillarlo hasta el más rata de la ciudad o que haya un macroevento a esa hora o, ¡quién sabe!, quizá esta noche los servicios se mueven menos por tu zona… El caso es, que tanto si no tienes coche como si lo que te pasa es que no quieres llevarlo al centro porque es una movida aparcar o, más bien, que te quieres echar tus copillas y no piensas conducir, ¡hay alternativas!


El mundo no acaba en los transportes tradicionales ¡el mundo empieza justo ahí! Por ejemplo, si queríais coche porque vais varios y queréis que os salga muy barato, podéis optar por carsharing. Los coches compartidos son una modalidad de alquiler de coches por periodos cortos de tiempo a través de una app. Hay muchas opciones: Car2go, Zity, Wible, Bluemove y Emov.


Basta con descargarse la app, rellenar los datos y ver qué disponibilidad hay cerca de donde te encuentras. Además, son servicios de flota libre que operan sin estaciones fijas de alquiler. O sea que, lo puedes aparcar en la calle (dentro de la zona operativa), sin tener que volver al sitio donde lo cogiste (salvo en Bluemove que hay que dejarlo en el parking en el que lo recogiste, a cambio tienen distintos tipos de coches para, por ejemplo, una mudanza en furgoneta). Es muy fácil: reservas el coche, lo usas y pagas solo por ese tiempo. Suelen estar en torno a 0,20€/min. Igual que las motos. Porque, ¡también hay motosharing!


Si solo sois dos o vas a hacer el desplazamiento solo, alquilar una moto te puede librar de muchos atascos. Y, ya sabemos que los amigos esperan (si les invitas luego a una cerve) pero tu crush se puede ir… Puedes reservarla con 15 minutos de antelación o cogerla directamente si estás delante en cualquiera de estas apps (que actúan como llave, al igual que en los coches): eCooltra, Muving, Movo, IoScoot, Acciona Mobility y COUP.


Y si crees que eso es todo, ¡vas a flipar! Bikesharing y scootersharing. Sí, sí: bicis y patines eléctricos. A lo mejor conocías ya BiciMAD, en Madrid, o Bicing, en Barcelona. Son las que los respectivos ayuntamientos han puesto en cada capital. Pero hay más: Mobike, Donkey Republic y oBike. Se desbloquean mediante la app y el precio puede variar entre 1 y casi 2 € por media hora, salvo oBike, cuya tarifa es de 0,50€ por media hora. Eso sí, tendrás que pagar una fianza, aunque no es la única en la que tendrás que hacerlo…


Todas estas alternativas molan porque te puedes ahorrar las pelas de tener un coche y plaza de garaje o, simplemente, lo que te gastas de más en otro transporte. Pero, también, porque al ser eléctricos no contaminan. Además, ahorras tiempo en cuanto a tráfico y aparcamiento… Eso sí, no han llegado a todas las ciudades y, por otro lado, deberás comprobar el seguro que te ofrecen porque cada compañía tiene el suyo.


Por lo demás, si esta noche no triunfas, ya es cosa tuya, porque llegar vas a llegar fijo: ¡solo tienes que elegir cómo!

Suscríbete ✉️🙋🏾

¿Quieres que te avisemos cuando publiquemos? Solo publicamos una vez por semana pero contenido de calidad. No Spam.

¡Gracias por suscribirte! 🖤
¡Ups! Parece que algo no funciona, vuelve a intentarlo.